Tras 28 años consecutivos, España se mantiene como el país líder en donación de órganos a nivel mundial, con una tasa de 49,6 donantes por millón de población (p.m.p), según los datos facilitados por el Registro Mundial de Trasplantes que gestiona la Organización Nacional de Trasplantes (ONT).

En concreto, España aportó el pasado año el 20% de las donaciones de órganos de la Unión Europea y el 6% de las donaciones registradas a nivel mundial, pese a que como país apenas representa el 9,1% de la población europea y el 0,6% de la mundial, respectivamente.

El aumento de la donación en asistolia o parada cardíaca, la estrecha colaboración de los profesionales sanitarios de intensivos y urgencias con los coordinadores de trasplante, y la elevada experiencia en el trasplante de órganos de donantes de edad avanzada han sido algunos de los factores clave que han contribuido a la mejora de la actividad trasplantadora, así como la tan necesaria generosidad de los donantes y sus familias.

Este año 2020, la crisis sanitaria de la COVID-19 ha afectado a esta tendencia al alza en el campo de la donación y el trasplante en España. Pese a ello, desde el anuncio del Estado de Alarma y hasta este pasado 3 de setiembre, se han realizado 1.649 trasplantes a partir de 760 donantes, gracias al establecimiento de protocolos claros para la evaluación y selección de potenciales donantes y receptores y el establecimiento de circuitos libres de COVID-19.

En Cardiolink nos sumamos a la celebración de esta noticia, colaborando con la realización de trasplantes y donaciones aportando soluciones para la preservación, protección y transporte de órganos.

Puede consultar la nota de prensa completa de la ONT en este enlace.