Es un orgullo poder pertenecer a la SECTCV como miembro protector, con el único fin de poder aportar y facilitar el día a día a los profesionales sanitarios del ámbito cardíaco. Nos emociona formar parte de esta gran comunidad científica en una conmemoración tan merecida a todos aquellos profesionales y empresas que vuelcan todos sus conocimientos y herramientas para que tal día como hoy pueda celebrarse el 50º aniversario desde que se creó la Sociedad Española de Cirugía Torácica Cardio-vascular, coincidiendo también con el 1er Trasplante Cardíaco.